domingo, 19 de febrero de 2017

Renacimiento

Te preguntas por qué tú no lo hiciste. Igual que ellos. Por qué no alzaste el vuelo? Tú no sobrepasaste los límites de lo cotidiano, de aquello que humildemente debías hacer. Te conformaste y pusiste absolutamente todas tus fuerzas en manos de otros. Te vaciaste. Fuiste aquello que nadie esperaba de ti, no fuiste un orgullo. Simplemente fuiste. Fuiste uno más. La vida te dio un don, de hecho lo tienes. Pero lo quieres? Eres capaz de vencer el miedo, de exprimirlo, de hacer de él un “yo mismo” nuevo, pero real, palpable y sumamente brillante? Ellos pudieron, ellos pueden ahora. Ya te has dado cuenta, sólo es un paso… El resto viene sólo. El resto se desliza como algo natural. Tan natural como tú, una especie de renacimiento, magnificado.